El 11 de abril de 2023 a las 19 horas se desarrolló el encuentro en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC), en el que participaron Fernando Saravia, ingeniero Forestal y Coordinador de la Cooperación Sueca Forestal durante el gobierno de la Unidad Popular dirigido por Salvador Allende; Pedro Cardyn, médico y activista en la zona cordillerana entre 1969 y 1973, sobreviviente del Destacamento Guerrillero Toqui Lautaro (DGTL) en Neltume; y la periodista y Dra. en Ciencias Sociales, Nastassja Mancilla Ivaca. La instancia fue moderada por el historiador y Dr. Pedro Rosas, decano de la Facultad de Pedagogía de la casa de estudios, y contó con la asistencia de 60 personas.

En primer lugar, Cardyn reflexionó sobre el proceso de movilizaciones de fines de la década de los 60 en la zona cordillerana de la actual de la región de Los Ríos, que resultó en un proceso de tomas de fundos por trabajadores y sus familias hasta la constitución formal del COFOMAP con la llegada del gobierno de la UP, dando paso a un territorio de 400 mil hectáreas a 1973 liberado y sin patrones.

Seguidamente, el ex Coordinador de la Cooperación Sueca Forestal, se refirió al proyecto social, político y económico que se instaló en la zona durante el gobierno de la UP, que se reflejó en el Plan de Desarrollo de la Infraestructura Habitacional y Social del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli LTDA del 1 de agosto de 1972. El objetivo de esta iniciativa era dar solución desde un desarrollo planificado a los problemas de hambre, analfabetismo, vivienda, desnutrición, tierras agotadas y bosques explotados, consecuencias que dejó el sistema hacendal.

Finalmente, Nastassja Mancilla Ivaca, desde la mirada de la memoria colectiva analizó el despojo territorial ocurrido en la zona como resultado de la privatización de las tierras del COFOMAP durante la dictadura civil militar y la transición a la democracia, las cuales son adquiridas por las familias que concentran la riqueza en Chile (Luksic, Petermann, Paulmann, entre otros). Lo cual, en paralelo, propició el desplazamiento forzado de familias completas de la cordillera quienes a partir del año 2018 comenzaron procesos de organización para denunciar este crimen de lesa humanidad que no ha sido reconocido como parte de los vejámenes ocurridos producto de las alianzas empresariales y dictatoriales.

Trabajamos para resguardar la memoria

Conoce nuestros proyectos

Noticias relacionadas