Síguenos:

Memorias Rebeldes: Próspero del Carmen Guzmán Soto, Víctor, el Grande; el hijo más sencillo y humilde de Neltume

Desde el Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume hemos querido homenajear a Próspero del Carmen Guzmán Soto con  una cápsula de Memorias Rebeldes y un video en su memoria de la canción Entre el Nicho y la Cesárea interpretado por Francisco Manzano del dúo Valdiviano Schwenke & Nilo; por conmemorarse este lunes 20 de septiembre de 2021, cuarenta años de su caída en combate, asesinado por efectivos militares en el sector de Remeco Alto en Lago Neltume.

Hace 40 años, al mediodía del 20 de septiembre de 1981 fueron acribillados en Remeco Alto los compañeros Patricio Alejandro Calfuquir Henríquez, “Pedro”, Próspero del Carmen Guzmán Soto, “Víctor”, y José Eugenio Monsalve Sandoval, “Camilo”, miembros del destacamento guerrillero Toqui Lautaro (DGTL) que el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) había decidido instalar en las montañas de Neltume.
Los tres caídos eran militantes de esa organización revolucionaria. Sus distintas historias de vida y de trayectoria, confluyeron en el objetivo común de luchar contra la dictadura para lograr su derrocamiento y en la tarea de guerrilla a que los había convocado el MIR tres años antes.

Próspero del Carmen Guzmán Soto, Próspero del Carmen Guzmán Soto, Víctor: muerto en combate el 20 de septiembre del 81. Era obrero maderero; hijo de Neltume; soltero. Tenía 27 años de edad. El Grande no porque fuera un gigantón, sino porque su gran amigo, su compañero de toda aventura y desventura, era el : muerto en combate el 20 de septiembre del 81. Era obrero maderero; hijo de Neltume; soltero. Tenía 27 años de edad. El Grande no porque fuera un gigantón, sino porque su gran amigo, su compañero de toda aventura y desventura, era el Pequeco. Se criaron juntos en Neltume, crecieron juntos, juntos fueron a la cárcel y al destierro. Vivieron juntos en Holanda y volvieron juntos a Chile y a sus montañas en Neltume, comuna de Panguipulli. Y como siempre andaban juntos y . Se criaron juntos en Neltume, crecieron juntos, juntos fueron a la cárcel y al destierro. Vivieron juntos en Holanda y volvieron juntos a Chile y a sus montañas en Neltume, comuna de Panguipulli. Y como siempre andaban juntos y Pequeco era realmente bajo de estatura, era realmente bajo de estatura, Víctor adquiere su apodo por antonimia. El más sencillo y humilde de todos. Se destacaba no solo por su particular suerte de golpearse constantemente en la cabeza, sino también por su afición y calidad para tocar la armónica. Era un tipo bueno el adquiere su apodo por antonimia. El más sencillo y humilde de todos. Se destacaba no solo por su particular suerte de golpearse constantemente en la cabeza, sino también por su afición y calidad para tocar la armónica. Era un tipo bueno el Víctor.

“Mi hermano Próspero era muy querido por todos. Yo tenía como 15 años cuando lo vi por última vez en Valdivia; hasta que en 1981 que me tocó la dura tarea de reconocerlo, cuando le quitaron la vida. Le extraño mucho. Espero que algún día se hará justicia, ni perdón ni olvido” nos indica su hermana Erna Guzman.

Según el informe Rettig, a mediados de 1981 fue denunciada por campesinos de la zona de Neltume, comuna de Panguipulli, la existencia de un campamento de guerrilleros en ese sector. Se trataba de militantes del MIR ingresados clandestinamente al país como parte de la llamada Operación Retorno, quienes intentaban establecer una base en la zona cordillerana del sur el país, donde se instalaría a futuro la dirigencia de su colectividad. A raíz de esta información se inició un intenso operativo con agentes de la CNI enviados desde Santiago y personal de Carabineros y del Ejército.

Tras las muertes de Raúl Obregón Torres y Pedro Yañez Palacios, el 13 y 17 de septiembre de 1981 en emboscadas desarrolladas por efectivos militares y el posterior asesinato el 21 de septiembre, luego de su detención, traslado y tortura entre Valdivia y Santiago, de René Bravo Aguilera y Julio Riffo Figueroa. Póspero Guzman Soto, Victor, el Grande, es asesinado por efectivos militares junto a Patricio Calfuquir, Pedro, y José Monsalve Sandoval, Camilo, el 20 de septiembre de 1981 en el sector de Remeco Alto.

A continuación los dejamos con el Homenaje de Francisco Manzano con la canción Entre el nicho y la cesárea del dúo valdiviano Schwenke & Nilo, para Próspero del Carmen Guzmán Soto, Víctor el Grande; a cuarenta años de su caída en combate; asesinado en Remeco por efectivos militares en las montañas de Neltume; el 20 de septiembre de 1981.

 

 

Fuentes

Memoria Viva https://www.memoriaviva.com/

Memoria de Erna Guzmán.

Lecturas desde la Montaña