Síguenos:

Memorias Rebeldes: Memoria de la vida política de Patricio Calfuquir Henríquez

Desde el Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume hemos querido homenajear a Patricio Calfuquir Henríquez con  un texto escrito por su hermana María Elena, una cápsula de Memorias Rebeldes y un video en su memoria de la canción La Calle  de Patricio Manns, interpretado por Vladimir Manzano; por conmemorarse este lunes 20 de septiembre de 2021, cuarenta años de su caída en combate, asesinado por efectivos militares en el sector de Remeco Alto en Lago Neltume.

Al mediodía del 20 de septiembre de 1981 fueron acribillados en Remeco Alto los compañeros Patricio Alejandro Calfuquir Henríquez, “Pedro”, Próspero del Carmen Guzmán Soto, “Víctor”, y José Eugenio Monsalve Sandoval, “Camilo”, miembros del destacamento guerrillero Toqui Lautaro (DGTL) que el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) había decidido instalar en las montañas de Neltume.
Los tres caídos eran militantes de esa organización revolucionaria. Sus distintas historias de vida y de trayectoria, confluyeron en el objetivo común de luchar contra la dictadura para lograr su derrocamiento y en la tarea de guerrilla a que los había convocado el MIR tres años antes.

MEMORIA DE VIDA POLITICA DE PATRICIO CALFUQUIR

Un imprescindible

(escrito por su hermana Ma. Elena, septiembre – 2021)

PATRICIO CALFUQUIR, “PEDRO”, “PEYUCO”, “PICHO”, y tal vez otros nombres mas para un mismo hombre, Patricio Alejandro Calfuquir Henríquez, asesinado a sus 28 años, por un destacamento de ejercito, comandado por Rosauro Martínez Labbé, en Remeco Alto, en Neltume el 20 de septiembre de 1981.

Tercer hijo del matrimonio de Caupolicán y Elena, donde recibió junto a sus hermanos, sus primeras enseñanzas y valores de democracia, libertad, solidaridad y lucha de clases.

Desde su infancia, tomó conciencia de las diferencias de privilegios entre ricos y pobres, optando por la opción de estar al lado de los más desposeídos, defendiendo y enfrentándose en el colegio, en el barrio y en su propia familia, por la inclusión y la solidaridad. Invitaba a almorzar diariamente -y sin aviso previo- a sus amigos, conocidos y a personas que sabía no contaban con ese vital alimento, compartía incluso sus vestimentas, las que regalaba inocente del costo o de su propia necesidad.

Así creció y se formó; en la calle, en la lucha y en la solidaridad con su entorno y con los pueblos hermanos de latinoamerica, siendo influenciado por la gesta heroica del Che Guevara e incorporándose a la juventud socialista a sus 13 o 14 años y luego formando parte de la corriente de “Los Elenos”, (una sección chilena del Ejercito de Liberación Nacional, que operaba en Bolivia), más radical y que luego pasó a formar parte del gobierno de Salvador Allende.

Paralelamente en la provincia de Cautín, crecía el descontento de los trabajadores del campo y la ciudad, siendo conocidas las corridas de cerco en zonas del campesinado mapuche y no mapuche, creándose los Consejos Comunales Campesinos (CCC), donde Patricio se volcó a tiempo completo a trabajar en estas organizaciones, postergando sus estudios de ingeniería en la UTE (universidad del Estado).

La alta presencia del MIR y del Movimiento Campesino Revolucionario (MCR), le llevó a trabajar en los CCC, codo a codo con dirigentes del MIR, entre ellos, el compañero Paine (Miguel Cabrera), pasando a las filas revolucionarias, cuando tenía 18 años de edad.

El 11 de septiembre de 1973, es detenido en el campo por agricultores de Pitrufquén (Juan Vásquez, entre ellos), propietarios civiles que vieron amenazados sus intereses, y junto a otros compañeros fueron duramente golpeados y amarrados a los árboles, sin comida ni agua, hasta que llegaron al lugar carabineros de Pitrufquén, quienes siguieron con la tortura, siendo encarcelados en la Cárcel de Temuco.

A los 20 años Patricio fue condenado en un Consejo de Guerra ilegal. Un año y medio después fue dejado en libertad.

Durante el período de prisión política, se enteró del secuestro y desaparición de su padre, del encarcelamiento y tortura de sus hermanos y de la detención y tortura a su madre. Fortaleció sus convicciones y una vez en libertad pasó a ser parte de la resistencia del MIR. Salió de Chile y regresó en la “operación retorno”, incorporándose a la gesta guerrillera de Neltume, a principios de 1980, donde fue elegido como el segundo Jefe del Destacamento Toqui Lautaro.

El 20 de Septiembre de 1981, después de casi tres meses de una feroz persecución del ejército y sin alimentos ni ropa, en uno de los inviernos más crudos, es asesinado junto a sus compañeros Eugenio (Camilo) Monsalve y Prospero (Victor) Guzmán, en la casa de una campesina que les delató, declarando haber sido amenazada.

Patricio Alejandro Calfuquir Henríquez, murió apegado a sus convicciones, mostrando siempre su consecuencia y alto valor moral, ético y revolucionario. Un hombre sencillo, jovial, bueno para los chistes y musico. Su memoria, es un ejemplo para nosotros, hoy en día.

A continuación los dejamos con la canción La Calle de Patricio Manns, en un homenaje de Wladimir Manzano para Patricio Calfuquir Henríquez, “Pedro” ,a cuarenta años de su caída en combate; asesinado en Remeco por efectivos militares en las montañas de Neltume; el 20 de septiembre de 1981.

Lecturas desde la Montaña