Síguenos:

Memorias Rebeldes: Pablo sigue combatiendo en el corazón de las montañas de Neltume

Desde el Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume hemos querido homenajear a  Raúl Rodrigo Obregón Torres con una cápsula de Memorias Rebeldes y un video en su memoria de la canción El Aparecido de Victor Jara interpretado por  grupo Antiyal de Valdivia; por conmemorarse este lunes 13 de septiembre de 2021, 40 años de su caída en combate  en medio del corazón de las montañas de Neltume.

Raúl Rodrigo  Obregón Torres, (“Pablo”, 31 años), integrante del Destacamento Guerrillero “Toqui Lautaro”, nace en la ciudad Santiago, un día 27 de agosto de 1950, Tuvo un hijo al cual llamaron: Rodrigo Lautaro, en homenaje al destacado Toqui del Pueblo Mapuche.

Pablo” se formó a si mismo con las ideas libertarias presentes a mediados de la década del 60 y sin tener una militancia efectiva era un hombre de izquierda, de espíritu rebelde con visión revolucionaria. Llega a trabajar el año 1972, como técnico topógrafo en la construcción y montaje de la Planta Iansa de Curicó.

A poco andar se integra al FTR, frente de masas del Mir, destacando por su férrea disciplina y fortaleza de sus convicciones.

Pablo, luego del golpe cívico-militar del año 1973 que encabeza el criminal y corrupto Augusto Pinochet, comandante en jefe del Ejército de Chile, cuando ya pasado a la clandestinidad para continuar la lucha del MIR y de nuestro Pueblo, es detenido a fines de junio de 1974, en Curicó, en medio de un masivo golpe represivo que afecta a la estructura local y regional.

Permanece prisionero durante 3 años, cuando en junio de 1977, por medio de la conmutación de la cárcel por exilio, sale con destino a Suecia

Ya ingresados a Chile y situados al interior de la Montaña aledaña a la localidad de Neltume, lugar elegido por su historia social y política y por sus características geográficas, en función del Frente Guerrillero que se pretende instalar, Pablo, al interior del destacamento, asume la tarea de Encargado de Inteligencia del terreno, en directa relación con el Mando y cuya función es la de trabajar y mantener bajo resguardo, todo lo que tenga que ver con Planos, Croquis y Mapas. Además de tener bajo su responsabilidad el cuidado de una caja metálica donde se guarda toda la documentación personal de los integrantes del Destacamento. Por la dimensión e importancia de esta tarea, no podía ser nadie más apropiado para cumplirla que el Pablo.

Pablo siempre destacó por su temple. Era un compañero exigente, responsable, trabajador, sin dejar de ser solidario, afectuosos, sencillo. Siempre fue respetado por todos durante el proceso de instrucción; un ejemplo a seguir en la forma de asumir la militancia. El compromiso no era un discurso bonito ni una diatriba ideológica sino preparación, trabajo y acción. Fue un militante serio y un revolucionario de verdad, durante toda su vida militante, hasta su caída en combate, la cual es un reflejo de la convicción y del compromiso militante de un revolucionario ejemplar.

Pablo cae combatiendo, mientras su fusil en ráfaga dispara balas de Futuro, en el corazón de las montañas de Neltume, el 13 de septiembre de 1981.

Pablo vivirá por siempre en el corazón de su Pueblo combatiente.

Es por eso que dejamos con ustedes el sentido homenaje del grupo Antiyal de Valdivia para Raul Rodrigo Obregon Torres “Pablo” a cuarenta años de su caida en combate mientras defendía posición y avisaba a su compañeros de una emboscada.

Lecturas desde la Montaña